Home / esterilizacion de perros y gatos / Infección en la esterilización: Posibles causas y soluciones

Infección en la esterilización: Posibles causas y soluciones

Los estudios clínicos dicen que aunque las cosas se hagan con el mayor rigor clínico y quirúrgico posible hay un 3,6 % de casos, esto es en la práctica, 4 de cada 100 animales, que tendrán una infección postoperatoria.

Las causas principales son la falta de cuidado postoperatorio, ya que el animal se desplaza muy cerca del suelo y si se tumba en el suelo, o si se chupa la herida, va a contaminarse la herida quirúrgica, así como el rascado, porque las uñas de los perros contienen gran cantidad de bacterias y las bacterias presentes en la zona de la piel cercana a la incisión quirúrgica,  pueden invadir la herida quirúrgica.

infeccion en la esterilizacion causas y soluciones

Cómo diagnosticar una infección en la esterilización

Si esto ocurre, lo primero es detectarlo, básicamente se detecta porque la herida supura un líquido cremoso, que contiene pus, que puede ser de un color que vire del blanco al amarillo o verdoso, de mal olor y la zona se hincha y se produce un enrojecimiento de la zona.

El animal además se quiere chupar o lamer más de lo habitual. Si la infección es más seria, puede incluso llegar a tener fiebre o estar más apático.

Medidas a tomar contra la infección

Generalmente lo primero que se hace es cambiar de antibiótico para ver si las bacterias que han invadido la herida son sensibles al nuevo tratamiento.

Si no mejora, se toma un cultivo para ver lo que está ocurriendo y ver porqué no se cura nuestro paciente. Generalmente esta toma de muestra de la pus es anterior al cambio de antibiótico para no alterar los resultados del cultivo. Lo que se suele hacer es esperar 24 horas a mandar la muestra, y si el paciente no mejora con el nuevo tratamiento, se manda a cultivo.

Tras el cultivo, se identifica la bacteria causante de la infección, y se le trata con el antibiótico correspondiente. Generalmente este proceso retrasa todo el periodo de curación unos 10 días, pero si nos ocurre este problema, debemos tener un poco de paciencia y esperar a que el nuevo tratamiento  tenga el efecto deseado. Como veréis no es algo muy frecuente, pero es inevitable que a veces pase, y si pasa lo mejor es cogerlo a tiempo para evitarnos abscesos y la re intervención quirúrgica, que llegado el caso, sería necesaria para limpiar la zona afectada y ayudar a que el nuevo tratamiento antibiótico surtiera efecto.

Esperamos haber arrojado algo de luz acerca de las causas de la infección en la esterilización. Por eso siempre le recomendamos que acuda a especialistas en la esterilización, con un equipo completamente adaptado y preparado.

Comments are closed.